Inicio » Publicaciones Historicas » Muerte de Gino Bencini, Raúl Olivares y Cristian Vázquez. (36°, 37° y 38° víctima del Deber)
Martires_Nonos-300x225

Muerte de Gino Bencini, Raúl Olivares y Cristian Vázquez. (36°, 37° y 38° víctima del Deber)

El 14 de Agosto de 1983 concurrió la Novena y Duodécima Compañía al Llamado de Comandancia en San Pablo 2845.

Pronto se dio la alarma de incendio concurriendo todas las Compañías del primer socorro. Atacaron el fuego por los cuatro costados del viejo inmueble del que se desprendía una densa humareda. Los voluntarios de la Novena habían armado sus pitones en el centro mismo del incendio y allí fueron sorprendidos por el derrumbe de un muro de hormigón levantado sobre adobes.

La defectuosa construcción no pudo ser detectada por el humo y porque estaba disimulada por una capa de estuco. En esta trampa mortal cayeron aplastados por los escombros una docena de voluntarios y dos Oficiales. De ellos murieron en el mismo sitio dos de la Novena Compañía y un tercero falleció al día siguiente. Quedaron heridos graves dos de la Vigésimo segunda, voluntarios don José Concha Silva y don Heleno Salas Sandoval.

 

Las víctimas del Deber de la Novena Compañía tienen en el Martirologio del Cuerpo de Bomberos de Santiago los números 36, 37 y 38. Ellos son:

  • Gino Bencini Escobar de 26 años de edad, ingresó a la Compañía en 1976 y hacía cuatro años que desempeñaba el cargo de Ayudante.
  • Raúl Olivares Agar de 19 años, ingresó a la Compañía en el año anterior y se destacaba ya como un excelente voluntario.
  •  Cristian Váz quez Peragallo de 27 años de edad, ingresó a la Novena Compañía en 1978 pero antes había sido voluntario de la Decimonovena y de la Cuarta Compañías a las que también sirvió con gran entusiasmo.

En sus funerales dijo el Superintendente don Gonzalo Figueroa Yáñez: “…..La negligencia, la irresponsabilidad de quien levantó un muro clandestino contrariando las disposiciones vigentes y las más mínimas medidas de la prudencia, son las causas de esta tragedia”.

 

martires 9a

 

El Alcalde don Carlos Bombal Otaegui en su discurso dijo:

 

“Quisiera traer una palabra de consuelo, serena, meditada y tal vez profunda. Sin embargo he debido escribirlas, presuroso, como así nos llegó la noticia: rápida y trémula. Acaso en lo personal signifique muy poco o nada. Sin embargo, represento a la Ciudad, a esta ciudad en la cual vivimos y en la que trabajamos y nos esforzamos por los demás.

La muerte, para los que somos cristianos, no es el final, es verdaderamente el comienzo, el paso a la eternidad, a la vida plena. Todo esto lo sabemos pero también sabemos que morir a temprana edad nunca será alegre, y poco nos puede conformar, a pesar que la fe nos mantenga en pié. Han caído tres jóvenes voluntarios. ¡Cómo nos golpea el formidable contenido de la expresión: VOLUNTARIOS!…..”

 

AGUSTÍN GUTIÉRREZ VALDIVIESO

Acerca de Segundino

Ver además

casa-pra

El trágico derrumbe del edificio “Casa Prá” en 1904

Días atrás se produjo un derrumbe en una construcción en la comuna de Las Condes, ...

image

Los “Abanderados”

En la época de su fundación algunas compañías crearon el cargo de abanderado o de ...