Inicio » Actualidad Segundina » Los términos “bomberiles”
diccionario

Los términos “bomberiles”

Desde Segunda Esmeralda o Bomba Sur me pidieron hace unas semanas que escribiese un artículo relacionado con los términos “bomberiles” que se usan hoy en día. Mi nombre es Pedro y escribo sobre términos chilenos en el blog Palabra de Chile.

Como saben todos los chilenos, pero no tanto así en otros países como el mío, España, es que los bomberos chilenos no cobran por su labor, la desempeñan en calidad de voluntarios y por eso para mí es todo un honor poder colaborar con ellos.

Eso nos lleva al primer dicho. En España, cuando queremos decir que algo no va a ocurrir nunca solemos emplear frases como “cuando las vacan vuelen” o “cuando a las ranas críen pelo”. En Chile también dicen “para el pago de los bomberos” o “cuando le paguen a los bomberos” porque desgraciadamente eso no ocurre nunca. Por eso animo a los chilenos y a aquellos que se encuentren de paso en Chile, si ven a un bombero pidiendo una contribución, sean generosos, mañana podrían estar salvándole la vida a ustedes a alguno de sus seres queridos.

Por el mismo motivo se dice en Chile “bombero chico bueno” pues es de presuponer que hay que ser buena persona para dar tu tiempo y arriesgar tu físico sin nada a cambio. Sólo tengo que recordar la actuación de mi primo Franklin en el terremoto de 2010 cuando salió cojo a ayudar.

Probablemente una de las expresiones más populares relacionada con esta profesión es “entre bomberos no nos vamos a pisar la manguera”. En El libro de todos los dichos y sentencias(2010) de José Antonio Solís Miranda dice:

Entre bomberos no nos vamos a pisar la manguera: Frase familiar usada para censurar a quien trata de sacar ventaja de personas de su misma condición o profesión, como si realmente un bombero entorpeciera la función de un colega, pisándole la manguera. Circulan muchas variantes de esta frase, entre las que se destaca entre gitanos, no nos vamos a adivinar la suerte, con idéntico valor.”

En la Wikipedia y en otras webs aseguran que el dicho es de origen argentino. He estado buscando en Google Libros y la primera referencia que he encontrado efectivamente procede de Argentina. Aparece en 1963 en la revista bonaerense Primera Plana. Respecto a al dicho sobre los gitanos de nuevo me lo encuentro por primera vez en una publicación argentina. Concretamente en El Diario de Sesiones de la Cámara de los Diputados de Buenos Aires en 1950, en la interpelación de un diputado a otro.

Ambas expresiones se usan en todo el mundo hispanohablante pero parece que se originaron en Argentina.

Creo que en Chile no se usa una frase que es muy popular en España: “Tener ideas de bombero”. Se usa cuando a alguien se le ocurre algo descabellado. El motivo es que en muchas ocasiones acudimos a los bomberos para que nos ayuden en situaciones que no están relacionadas con la extinción de incendios. Echar abajo una puerta, rescatar el gato de un árbol, quitar un nido que las abejas han construido en nuestro tejado… En muchas ocasiones el bombero tiene que usar su creatividad e imaginación para idear una solución, que a veces nos puede parecer extravagante o inverosímil. Como dicen los ingleses “think outside the box”. Lo explica perfectamente en este artículo Alfred López.

También nos acordamos de los bomberos cuando queremos explicar lo que cambiamos con el paso de los años. Lo que aporta la experiencia, ¿eh? Pasamos de joven pirómano a viejo bombero.

Como jefe de proyecto (sí, jefe de proyecto de profesión y pseudo-lingüista hablando de dialecto ajeno en los ratos libres, ya lo dijo el torero: “hay gente pa tó”) me he encontrado con expresiones que derivan del inglés relacionadas con el mundo de los bomberos. Una es las labores de “firefighting” que traducimos literalmente de apagafuegos cuando en lugar de estar haciendo trabajos operativos o de mejora, algo está mal realizado y no paramos de hacer arreglos aquí y allá para que las cosas sigan funcionando, es decir, en lugar de construir nos dedicamos a evitar la destrucción. Y a nivel informático estoy seguro de que habrán oído hablar de los firewall, que no son otra cosa que los cortafuegos. En el mundo informático se usan para evitar que se transmitan los ficheros o correos maliciosos igual que para combatir los incendios se usan para evitar la propagación de las llamas.

Hay otras frases relacionadas con el fuego pero no tanto con los bomberos, como apagar el fuego con aceite, cuando hacemos algo que va en contra del objetivo que perseguimos, huir del fuego y dar en las brasas (o huir de la sartén y caer en las brasas) cuando vamos huyendo de algo y nos encontramos con un problema similar o peor (también se dice ir de Guatemala a Guatepeor), o deducimos algo porque por el humo se sabe dónde está el fuego, y cuando hemos tenido una relación con alguien, siempre puede reavivarse pues donde hubo fuego quedan rescoldos (o brasas)…

Hay muchas más pero no queremos aburrirles, así que me despido. Quiero agradecer a los compañeros de Segunda Esmeralda primero por su insustituible labor de los bomberos como queda patente con su impacto en el lenguaje que usamos todos los días, y segundo por prestarme esta plataforma en la que colaborar con este humilde artículo.

 

Agradecemos esta importante colaboración enviada por Pedro Vásquez administrador del Blog http://palabradechile.blogspot.com/

 

Acerca de Segundino

Ver además

IMG_0299

Segundinos participan en competencia benéfica “Corremos por la vida 2017”

4 de nuestros Segundinos participaron hoy en la actividad organizada por el Cuerpo de Bomberos ...

corremos por la vida

Bomberos nacionales y extranjeros subirán los 62 pisos del Costanera Center para fomentar donación de órganos

El próximo domingo 3 de septiembre, entre las 08:00 y 14:00 horas, el Cuerpo de Bomberos ...