Inicio » Publicaciones Historicas » Los mártires Luis Johnson-Rafael Ramírez y Víctor Cato Velasco
Luis Johnson-Rafael Ramírez

Los mártires Luis Johnson-Rafael Ramírez y Víctor Cato Velasco

 

Luis Johnson Ulloa ingresó a la Tercera Compañía, como voluntario, el 8 de Marzo de 1886.  Rafael Ramírez Salas lo hizo el 20 de Noviembre del mismo  año.

Ambos  actuaron  abnegadamente  durante  la epidemia  del cólera concurriendo a las guardias extraordinarias y otras actividades que desarrolló en Santiago el Cuerpo de Bomberos.

El 17 de Marzo de 1887, al mediodía, se dio la alarma de incendio en la calle de San Miguel (hoy R. Cumming), casa del señor Vicente Morelli, muy cerca de la Alameda de las Delicias (hoy Avda. Libertador Bernardo O’Higgins).

Unos cuántos minutos después acudía la Tercera Compañía, con singular presteza, al recinto del incendio, y con igual rapidez se armaban las mangueras, se daba colocación a la bomba de palanca y se introducían los pitones hasta el centro mismo del fuego.

Se había distribuido ordenadamente el numeroso personal que acudió al toque de la campana de alarma y se había colocado a cargo de uno de los pitones a tres de los más jóvenes y entusiastas voluntarios: Luis Johnson, Rafael Ramírez y Víctor Cato.

Se había impedido el avance del fuego a las propiedades vecinas y sólo había que apagar algunos escombros.   Se retiraron las Compañías quedando de guardia la Tercera y Octava.

Nada hacía sospechar la proximidad de una tragedia e iba a terminar tranquilamente la jornada cuando se derrumbó estrepitosamente una muralla sepultando a los tres pitoneros.

Una nube de tierra cubre la cruenta escena, transcurren momentos que parecen siglos.   Al fin son extraídos  de entre  los  escombros  los cuerpo  de Johnson  y Ramírez  y después  de  horrible  y penosa  tarea  se  encuentra  el cuerpo  inmóvil  y expirante de Víctor Cato. (El voluntario Cato falleció el 1º de Septiembre de 1896.Sobrevivió nueve años a la gravedad de sus heridas).

Johnson, que al parecer es el menos herido de los tres, tiene aliento para sonreír.  Ha sufrido graves lesiones internas y fallece a las 2,30 A.M. del día 19.  Ramírez apenas da señales de vida y presenta fracturas diversas. Fallece casi a la misma hora que su compañero.

El sacrificio de Johnson y de Ramírez en el desempeño de su misión de bomberos fue lamentado por el pueblo y sus autoridades.  Los funerales revistieron extraordinaria solemnidad.

El cortejo fúnebre salió del Templo de La Gratitud Nacional acompañado por los Edecanes del Presidente de la República, Ministros del Interior, de Relaciones y de Hacienda, de la Municipalidad  presidida  por  el  Intendente  de  la  Provincia.

El  pueblo invadía la calle por las que pasaba el cortejo y los ataúdes llegaron al Cementerio cubiertos por montañas de flores y coronas con que se quería testimoniar el cariño y el homenaje de muchas instituciones y personas.

A nombre del Directorio habló el Secretario General don Julio Bañados Espinoza  quien  finalizó  su  discurso  diciendo:    “…la  muerte  de  estos jóvenes en la plenitud de la vida, es un sello más que afianza el pacto solemne de silencioso heroísmo que firmamos sobre la tumba de Germán Tenderini y Adolfo Ossa”.

 

En Sesión Extraordinaria de Directorio, el día martes 3 de julio del 2012, se le otorgó la calidad de Mártir de la Institución a Victor Cato Velasco quien  fallece el 1 de Septiembre de 1896, por las lesiones sufridas  en Acto del Servicio.

Se hizo merecedor de un lugar privilegiado en el recuerdo imperecedero  del Cuerpo de Bomberos de Santiago.

 

 

TEXTO: ERNESTO ROLDAN

COLABORACIÓN FOTOGRAFÍCA: CARLOS ITURRA VOL. HONORARIO 3a CIA.

Acerca de Segundino

Ver además

casa-pra

El trágico derrumbe del edificio “Casa Prá” en 1904

Días atrás se produjo un derrumbe en una construcción en la comuna de Las Condes, ...

image

Los “Abanderados”

En la época de su fundación algunas compañías crearon el cargo de abanderado o de ...