Inicio » Publicaciones Historicas » La trágica historia del Auxiliar Sextino Elías Marticorena
IMG_4019

La trágica historia del Auxiliar Sextino Elías Marticorena

Del diario del Comandante Anselmo Hevia (Escritura de la época)

Cuerpo de Bomberos de Santiago
Febrero 27 de 1890.-
Incendio, 3er Cuartel:

A las 11.05 P.M. dio aviso la Policía de haberse declarado un incendio en la Mercería de la sucesión Briceño, calle del Puente N°5G i 5F. Se dio la alarma i las bombas acudieron con suma presteza al lugar indicado.

Desde el primer momento se notó que no había agua en ninguna de las acequias de todo el barrio entre la Plaza de Armas i el río. Corría sin embargo, en cantidad insignificante en la acequia que hai entre la calle de las Rosas i San Pablo i allí armó la bomba de palanca de la 3ª Compañía que solo pudo funcionar irregularmente.

Poniente blanckandwhite

La 4ª Compañía se encontraba con su bomba descompuesta i colocó sus mangueras en la válvula de agua potable del Cuartel Jeneral, llevando el agua hasta el incendio en cantidad insignificante.

Como el fuego tomaba cuerpo i el agua no llegaba, se ordenó a la 5ª Compañía i a la 3ª de vapor que armaran sus bombas en el río Mapocho, pero solo pudo hacerlo la 3ª colocando cuatro tiras de chorizo.

Por esta falta de agua, el fuego, que pudo ser estinguido en la misma Mercería donde apareció, no pudo menos que comunicarse a la casa N°7 perteneciente a D. Daniel Alcalde, i amenazaba propagarse al Almacén del Sr. Granello, sin que fuera posible evitarlo, a pesar de los trabajos de aislamiento ejecutados por las Compañías de Hachas i del esfuerzo de los bomberos.

Cuando el fuego apareció ya en el interior del Almacén del Sr. Granello por unas ventanillas que tiene en la división con el edificio incendiado, hubo necesidad de atacarlo, acarreando el agua en baldes durante una larga hora que demoró en llegar el agua del río o correr por las acequias vecinas al lugar amagado.

PRIMEROS MOMENTOS-CUADRO PINTADO POR EL EX QUINTINO SR. HARALD KNUT ECKWAHL

Ilustración referencial del Sr.-Halrald Knut Eckwahl ex 5a Cía

 

Una vez que hubo agua, pudo sitiarse el fuego con toda facilidad, hasta dejarlo casi completamente estinguido mui cerca de las 2 de la madrugada del día siguiente, hora en que se ordenó que regresaran a sus cuarteles las bombas de palanca 1ª, 3ª i 4ª de vapor i 7ª de hachas, retirándose la 5ª Compañía media hora más tarde i quedando de guardia la 2ª i la 8ª que se retiraron a las 4 de la mañana, después de apagar completamente los escombros.

Se quemó por entero la Mercería de la sucesión Briceño, sin que fuera posible salvar los objetos introducidos en ella; Sufrió deterioros el Almacén contiguo N°5E, que ocupa la Botonería de D. Manuel J. Gómez, pero quedó intacta la mercadería, aunque mojada; Se quemaron tres piezas del edificio de altos de la casa N°7 i sufrieron deterioros dos piezas de la parte baja, pero se salvaron totalmente los muebles i objetos que había en ella.

Es digno de todo elogio el esfuerzo hecho por los bomberos, sin distinción de Compañía alguna i faltando el agua, solo debido a ese esfuerzo ha podido tomar el incendio tan pocas proporciones.

Del material del Cuerpo solo sufrió la 4ª Compañía la quebradura de una de las ruedas de su bomba.

Solo hai una desgracia que lamentar: Cuando el auxiliar de la 6ª Compañía, don Elías Marticorena se dirijía presuroso por la Plazuela de la Recoleta a cumplir con su deber, fue atropellado por un coche del servicio público, que le causó una herida seria en el vientre, muriendo a consecuencia de ella a las 8 de la mañana en el Hospital de San Vicente de Paul, donde recibió toda clase de atenciones. Asistió el 2º Comandante i el cuerpo trabajó bajo las órdenes del que suscribe.

hevia

Anselmo Hevia

Marzo 2 de 1890.-
Funerales:

Con el objeto de acompañar al Cementerio Jeneral los restos del auxiliar de la 6ª Compañía don Elías Marticorena, atropellado por un coche del servicio público cuando se dirijía al último incendio, se citó al Cuerpo a las 9 ½ A.M. de hoi. Formado el Cuerpo con la banda de música de Cazadores, se puso en marcha el cortejo, saliendo del Cuartel Jeneral i tomó por las calles de Santo Domingo, San Antonio, Recoleta, Avenida del Rosario i del Cementerio. Al darse sepultura al cadáver, el voluntario de la 6ª don Justo Arteaga pronunció un discurso. Terminado el acto, se despidió el cortejo i se ordenó dispersar las Compañías en la puerta del Cementerio.

Acerca de Segundino

Ver además

IMG_9617

Los Capitanes ayudantes del CBS

En el año 1898 entraron en vigencia  importantes reformas al Reglamento General del Cuerpo de ...

fenner1

Muerte en acto del servicio de Julio Fenner Heitmann 2a Germania Valparaíso

  Julio Fenner…ejemplo sublime “Profundamente afectado doy cuenta a los Directores del sensible fallecimiento del ...