Inicio » Publicaciones Historicas » La Berliet de la Pompe France
bomba1

La Berliet de la Pompe France

He solicitado un rinconcito en esta Revista porque me considero parte de ustedes y creo ser merecedora de contar algunas cositas.

Como corresponde a Una dama, he aqui mi presentación: soy una señorita de origen francés que llego a este hermoso lugar hace aproximadamente diez años.

He visto y he vivido tantas cosas que podría escribir muchos libros y contar muchas historias, y yo, en mi interior, pienso que todo sucede por mí, y pecando de falta de modestia les pregunto si se han detenido a pensar alguna vez que estas cuatro latas que forman mi poderosa contextura son el alma de esta Institución, a que ustedes pertenecen y que os vuestro tan hermoso ideal.

Por eso es que les pido que me cuiden y me hagan cuidar; yo sé que algunas veces les doy dolores de cabeza y más de una rabia han pasado conmigo, porque he salido un poco cansada sin deseos de correr o porque alguna de las numerosas partes de mi cuerpo se descompone, y ustedes tienen que quedarse lamentando no poder ir al llamado del fuego, pero es que yo también soy humana Yo, como ustedes, también sufro y me ha tocado más de una vez derramar lágrimas de aceite sobre mis duros fierros, cuando uno de nosotros nos deja, y he tenido que dar un impotente grito de despedida al salir uno de los nuestros por última vez de este hogar, ¿o no han notado la tristeza de ese grito del adiós que no es el mismo que los acompaña a los actos del servicio pidiendo pronto pasó? ¿O no me vieron emocionarme cuando recién llegué a este cuartel y vi que se iba la que fue compañera de ustedes por tantos años?.

Ese día también estuve triste, porque pensé que yo, alguna vez, dejaría de servir, y que tendré que irme por esa ancha puerta por donde mucho he salido, pero irme para no volver.

Ya llegará ese día y yo ya no regresaré cansada después del arduo trabajo, ni pediré más me den la entrada al cuartel con sólo un susurro de mi potente voz.

No los escucharé a ustedes de regreso del incendio sucios y cansados; comentar el acto reciente; criticándome o alabándome; no veré a mis muchachos entrar al cuartel orgullosos del brazo de sus novias mirándome ellas como una rival, pero las comprendo; no encontraré a vuestros pequeños hijos que me vienen a visitar, mirándome como a una diosa, así como me veían muchos de ustedes en su infancia, haciéndome tan feliz.

En fin, muchachos, no he querido ponerme triste y sentimental, pero ha sido mi intención de que ustedes sepan conocerme mejor, que sepan que yo también soy humana!, que así como ustedes sufro, lloro, rio y estoy alegre.

Sírvanme como yo les sirvo por la grandeza de nuestra Compañía y nuestra Institución. Me despido de ustedes esperando otra oportunidad para contarles historias que he visto y escuchado desde mi sala de máquinas.

 

Afectuosamente,

La Berliet.

 

Texto extraído del Libro “Livre D´Histoire de la Pompe France” – Georges Poirier P.

Acerca de Segundino

Ver además

la moneda 1973

La “Esmeralda” y el día 11 de Septiembre de 1973

Once de Septiembre: Una Junta de Gobierno de Fuerzas Armadas y de Carabineros toma el ...

jose mirelis

Jose Mirelis Corral “El postulante muerto en acto del servicio”

José Mirelis ingresa a las 13ª Compañía “Bomba Providencia” siendo un adolecente con el entusiasmo ...