Inicio » Bomberos de asfalto » José G. Rojas
LETRERO-JOSÉ-GABRIEL-ROJAS

José G. Rojas

Esta pequeño pasaje que se ubica entre las calles Emilio Vaisse y Condell en la comuna de Santiago, recuerda al primer auxiliar mártir de la 6ª compañía de bomberos de Santiago don Jose Gabriel Rojas.

En los precisos instantes en que el Cuerpo de Bomberos se aprestaba con intenso júbilo para celebrar dignamente el cincuentenario de su fundación, una cruel y dolorosa desgracia obligó al personal a prender en su cotona el brazal de luto en  homenaje a la memoria de un modesto servidor que rindió su vida generosa cuando acudía a cumplir con su deber.

El destino quiso ahora honrar el desprendimiento de un pueblo siempre dispuesto a ofrecer su concurso en la más noble de las tareas humanitarias, en la persona de  un obrero humilde y desconocido que como tantos otros de su condición había acudido a enrolarse en las legiones del altruismo, obediente a los impulsos de su alma desinteresada y generosa.

José Gabriel Rojas, modelo de hijo, atendía con su reducido salario a la mantención de su anciana madre recientemente viuda, asumiendo una enorme responsabilidad al constituirse en el jefe de un hogar del cual a los 21 años era ya su único sostén, y sin reparar en la escasez de sus recursos se dejó guiar por su anhelo incontenible de hacer el bien solicitando un puesto de trabajo en las filas de la 6ª Compañía, donde fue aceptado el 12 de Agosto de 1912, en calidad de auxiliar.

 

 

En el corto espacio de tiempo a que perteneció a la Institución, supo rodearse de la estimación de sus compañeros y del aprecio de sus jefes, por el riguroso concepto que poseía de la disciplina, y por el amplio espíritu de cooperación de que dio tantas pruebas en los menesteres del servicio.

Infinitivos fueron las veces en que por carecer de dinero se vio privado de hacer uso de medios rápidos de locomoción para acudir a cumplir con su deber, y tenía que correr cuadras de cuadras para llegar oportunamente al punto en que se requería su concurso, y precisamente por una coincidencia desconcertante, en la única ocasión quizás en que pudo  presentarse  de  los  primeros,  la  muerte  debía  tronchar  prematuramente  esa existencia joven y promisoria.

Al amanecer del 3 de Noviembre de 1913, se declaró un incendio en la calle Gálvez esquina de Franklin, y cuando el material se dirigía con la rapidez de costumbre al sitio amagado por la calle de Sandiego, iba delante el Gallo de la 1ª, tripulado por el Ayudante del Cuartelero que lo conducía, y tomado del tambor de las mangueras el auxiliar José Gabriel Rojas, quien al soltar repentinamente su punto de apoyo, cayó al suelo, en los precisos momentos en que la bomba de la 5ª se hallaba a pocos metros de distancia, y su conductor sin tener tiempo para detener la máquina, pasó por sobre el cuerpo del infortunado bombero destrozándolo horriblemente.

La triste noticia fue conocida casi inmediatamente por el personal causando una profunda impresión tanto por la calidad de la víctima como por las desgraciadas circunstancias que rodearon el penoso accidente, y en el mismo instante se tomaron las medidas del caso para trasladar el cadáver del auxiliar Rojas al cuartel de la 6ª, donde montaron guardia alrededor de su féretro delegaciones de voluntarios de todas las Compañías.

Al día siguiente a las cuatro de la tarde, partía el cortejo desde el Cuartel General en dirección al Cementerio, encabezado por el Directorio, y acompañado por el Exmo señor Ministro de Francia, el 1er Alcalde de la Ilustre Municipalidad en representación de la ciudad,  las  Compañías  con  su  material  enlutado,  delegaciones  de  los  Cuerpos  de Bomberos de Rengo, comisiones del personal y operarios de la Compañía de Tracción en que trabajaba el extinto, y de numerosos conscriptos del Regimiento Buín, en que había hecho su servicio militar el auxiliar Rojas.

Frente al Mausoleo de la Institución, hizo uso de la palabra a nombre del Directorio el Superintendente D. Ignacio Santa María, y el Capitán de la 6ª, en representación de los compañeros de la víctima.

 

JORGE RECABARREN CBS.

 

¡¡Ayúdanos a descubrir mucho más de nuestra historia!!

Envíanos información a bomberosdeasfalto@segundinos.cl

Acerca de Segundino

Ver además

img_5574

Germán Tenderini

Está calle ubicada ocultamente a un costado del teatro municipal de Santiago entre las calles ...

calle Ramón Liborio Carvallo

Ramón Liborio Carvallo

Esta calle ubicadfa en la comuna de San Bernardo recuerda a uno de nuestros voluntarios ...