Inicio » Publicaciones Historicas » El origen del “Chute” o tubo en los cuarteles de Bomberos
image

El origen del “Chute” o tubo en los cuarteles de Bomberos

Un aspecto importante de aquellos primeros cuarteles era el cuidado de los animales, por ello todos los parques disponían de un establo en la planta baja comunicado con la cochera, cuando no era la misma estancia, para facilitar las labores de enganche de los animales. Y, como no, de un almacén de paja de heno para alimentarlos durante el invierno.

Estos aspectos dieron lugar a tres elementos omnipresentes en los cuarteles de bomberos americanos, y que después se han ido trasladando al resto de cuarteles de bomberos del mundo las escaleras de caracol, las rampas y los tubos de descenso.

 

ESCALERAS DE CARACOL

Los primeros cuarteles de bomberos en EEUU normalmente se disponían en tres plantas: P. baja, con las cocheras y establos. 1ª P, con las estancias de los bomberos, y 3º P, con el pajar. Para acceder a estas plantas contaban con escaleras rectas convencionales, pero el hecho de que los animales habitaran la planta baja daba muchos problemas.

El heno de reserva para el invierno se almacenaba en la planta superior para evitar humedades, y los bomberos hacían vida en la planta intermedia, en la que almacenaban su propia comida.

Con lo cual era muy frecuente encontrarse con un caballo o una mula que había subido “a ver lo que pillaba por ahí”. A pesar de los intentos de colocar cancelas en las escaleras, muchos de estos caballos lograban subir por ellas; con frecuencia las saltaban o incluso las rompían dándoles coces, por lo que los nuevos cuarteles comenzaron a construirse con escaleras de caracol, para evitar en la medida de lo posible estas visitas inesperadas. A mediados del S.XIX se fueron instalando en los parques a la vez que se condenaban las antiguas escaleras convencionales.

image

Las propias escaleras de caracol suponían un problema a la hora de bajar a la cochera tras la llamada de emergencia, así que se empezaron a instalar rampas de descenso en aras de facilitar el desplazamiento y la seguridad de los bomberos.

No obstante, la instalación resultaba difícil en muchas ocasiones, y el presupuesto era considerable, ya que por entonces se fabricaban completamente a mano. Además, no todos los departamentos vieron conveniente hacerlo a pesar de las reivindicaciones de los bomberos.

image

Rampa de descenso en parque de bomberos abandonado. S. XIX

 

LOS TUBOS DE DESCENSO

El heno lo transportaban los mismos bomberos en sus carruajes, así que al llegar al parque, emplazaban el carro en la cochera y daban comienzo las labores de desestibado y almacenaje en la planta superior.

Con frecuencia había que desmontar el estibado del heno en el carro e ir subiéndolo poco a poco a la tercera planta, y los bomberos; sobre todo los jóvenes, eran los encargados de hacerlo. Por lo que era previsible que fuesen desarrollando destrezas en este tipo de tareas…

En 1878, en un cuartel de Chicago (Motor Company nº 21) el bombero George reid se encontraba arriba de uno de los carruajes de transporte de heno realizando las labores de desestibado. Cuando sonó la alarma, el bombero se deslizó por un poste de la cochera (un pilar redondo) llegando al suelo muy rápidamente, y en presencia de su capitán, (David B. Kenyon).

image

Pilares de soporte redondos instalados en la cochera de un parque de bomberos americano. Mediados del S. XX

Al regresar de la intervención el capitán tomó interés en este hecho y se puso a investigar sobre la mejora que podría suponer instalar tubos específicamente diseñados para descender por ellos desde la estancia superior.

 

TUBO CHICAGO 1

Jefe Kenyon visualizando la maniobra de Reid, 1878

Aquello parecía tener muchas ventajas: Era muy rápido y además mucho más barato y fácil de instalar que las rampas.

En 1878 convenció al jefe del Departamento para hacer un agujero en la planta superior e instalar el tubo en el propio parque de la compañía 21.

image

El primero de ellos se fabricó de viga de pino de Georgia, con 8 cm de diámetro, al que dieron varias capas de barniz y una capa de parafina para facilitar el deslizamiento.

Después de ser el blanco de muchas bromas, el Departamento de Bomberos de Chicago se dio cuenta de la compañía 21 fue por lo general la primera compañía en llegar cuando se le llamaba, especialmente por la noche.

Y aquello se relacionó rápidamente con la instalación de aquel sistema de descenso. Así que el Jefe del Departamento dio orden de que los tubos se instalasen en todos los parques de bomberos de Chicago.

image

Hasta 1880 los tubos siguieron fabricándose en madera, año en el que se instaló el primer tubo de bronce en el Departamento de Bomberos de Boston.

A partir de ahí fueron proliferando por el resto de cuerpos de bomberos del mundo.

image

“Chute del cuartel 2a CBS”

 

 

Colaboración Santiago Baldor-Revista Acción Bomberil- Fuente el Bombero número 13

Acerca de Segundino

Ver además

image

El Bombardeo de Valparaíso

En la mañana del 24 de marzo, el almirante español Casto Méndez Nuñez envió por ...

IMG_7451

Terremoto 1906 Jornada del Hambre

El 16 de agosto de 1906, siendo presidente Germán Riesco y estando ya elegido su ...