Inicio » Publicaciones Historicas » El Material menor en el CBS
6O0J8979

El Material menor en el CBS

Uniones

Las primeras uniones que se conocieron fueron las de tornillo; ese sistema era sumamente complicado, y requería el concurso de dos personas muy prácticas, que en un momento dado aunaran sus esfuerzos para poder unir con rapidez, además su peso y la vigilancia que se debía observar para que se conservaran en estado de servir, imponía a los Oficiales una constante y sacrificada labor.

 A pesar de esos inconvenientes, el personal se acostumbró a manejarlas con suma destreza, lo que no fue obstáculo para que la Comandancia siempre pronta a adoptar todas las medidas tendientes a mejorar y dar mayor rapidez a los servicios, en cuanto tuvo conocimiento de que en Argentina, y en Europa se estaban usando uniones automáticas, encargó el año 1908 doce pares a título de ensayo.

 El resultado fue espléndido, pero la falta de fondos postergó la renovación completa de las antiguas uniones, hasta el año 1917, época en que se adoptaron definitivamente en el servicio, con el éxito de todos conocidos.

piton y union antigua

 

 Llaves

Por espacio de más de 40 años, el pitón con llaves fue completamente desconocido entre los bomberos, probablemente por no prestarse las bombas de vapor a este sistema. Comúnmente se armaba, uniendo la primera tira del “GALLO” a la bomba, y enseguida se desenrollaba a la carrera el tambor de las mangueras, hasta detenerse frente a la puerta o ventana del edificio amagado, al simple cálculo del voluntario o Cuartelero, se retiraban dos o tres tiras más, y uniendo el pitón, avanzaban, desgraciadamente en la mayoría de los casos no alcanzaba el pitonero a llegar al foco del incendio, cuando el agua la tenía en el pitón, y anegaba toda la casa con el siguiente perjuicio y reclamo del damnificado.

 El año 1907, se estableció lo contrario o sea, que en la primera unión del tambor de las mangueras se colocaba el pitón, y una vez que éste llegara al foco del incendio, partía el “GALLO” hacia la bomba para unir en una de sus salidas y dar agua, la medida aunque acertada no evitó por completo los deterioros causados por la  excesiva abundancia de agua, a causa a la ausencia de llave.

gallo_ambrosio rodriguez

 Al finalizar ese año, la 1ª tomo la iniciativa de colocar llaves con válvula en sus pitones, y su uso se fue generalizando en las demás Compañías no obstante sus inconvenientes, ya que el éxito de la operación de la maniobra consistía en la simultaneidad de su cierre con la disminución de la presión de la bomba, operación rápida que se transmitía por medio de un “PITAZO” convenido entre el Capitán y el Maquinista de la Compañía, y si éste oficial estaba desprevenido, la ruptura de la manguera o el desperfecto inmediato en la máquina eran su consecuencia inevitable.

En vista del regular resultado de la innovación, la Comandancia estima que de todos los males era ese el menor, y con fecha 10 de Abril de 1908, se dictó la siguiente Orden del Día: “Las Compañías que tengan pitón con llave, deberán armarlo precisamente en los primeros momentos del incendio con la válvula correspondiente.”

“Las Compañías que no tengan ésta clase de pitones, procurarán obtenerlos a la brevedad posible.” Sin embargo, su adopción se hizo obligatoria el año 1912; como así mismo el uso del “GANCHO”, que reemplazó a la “PIOLA”, en el afianzamiento de las mangueras en las escalas. (Las llaves actuales entraron en servicio el año 1916).

 

Deslizadores

 El primer Deslizador destinado al salvamento de muebles o personas con que contó el Cuerpo de Bomberos, lo encargó el Directorio el año 1883, para la 6ª Compañía. Al poco tiempo se apreciaron sus excelentes reuntados, y desde entonces se estableció la costumbre de que la Compañía de Guardia de la Propiedad llevara en su carro varios ejemplares.

 17

 

Escalas Correderas

 El  Directorio  en  su  deseo  de  mejorar  el  material  de  las  Compañías  de  Escalas, designó una comisión de su seno para que le informara a la mayor brevedad, sobre la posibilidad de construir en el país un tipo de escala, que pudiera reemplazar en cierto modo a las mecánicas, cuya ausencia era cada día más sentida.

Con fecha 9 de Febrero de 1894, las comisiones informaron al Directorio aconsejando la adopción de Escalas Correderas, con capacidad para alcanzar una altura de 10 metros más o menos. Aceptada la idea, se mandaron construir dos, que fueron montadas sobre ruedas para facilitar su conducción, y, al finalizar ese año, se entregaron al servicio, destinándose una a la 8ª y la otra a la 7ª Compañía.

 

 Bocinas de Alarma

 La Comandancia, velando por la conservación del material, obtuvo del señor Alcalde de la Ilustre Municipalidad, la promulgación de un decreto reservando exclusivamente para el Cuerpo de Bomberos, y los carros de la Asistencia Pública, el uso de anunciadores especiales que permitieran a la Policía tomar oportunamente las medidas del caso para facilitar el tránsito de esta clase de vehículos cuando acudieran a cumplir con su deber.

El Directorio en sesión del 3 de Julio de 1918, aprobó la iniciativa de la Comandancia, y la autorizó para comprar las actuales bocinas de alarma que desde entonces se encuentran en uso.

 BOMBA CADILLAC 1918

 

JORGE RECABARREN

Acerca de Segundino

Ver además

casa-pra

El trágico derrumbe del edificio “Casa Prá” en 1904

Días atrás se produjo un derrumbe en una construcción en la comuna de Las Condes, ...

image

Los “Abanderados”

En la época de su fundación algunas compañías crearon el cargo de abanderado o de ...