Inicio » Publicaciones Historicas » “El enigma de Valparaíso” Enero de 1954
image

“El enigma de Valparaíso” Enero de 1954

Nuevamente enriquecemos nuestra web con una crónica de Joaquín Edwards Bello, insigne escritor y
periodista chileno. Nacido en Valparaíso, en 1887, pasó parte de su Juventud en Europa, en particular en Francia, donde recibió una educación marcada por los sellos de la austeridad inglesa y la claridad y belleza del pensamiento francés.

Miembro de una familia aristocrática abrazó las ideas democráticas y anti oligárquicas que se reflejan, especialmente, en sus novelas (“El roto”, “Criollos en París”, “La chica del Crillón”). Reverenciando la cultura francesa y europea en general (escribía indistintamente en inglés y francés con la misma elegancia con que lo hacía en castellano), volcó su preocupación vigilante, severa y, a la vez, amorosa, en los asuntos de su tierra natal En el periodismo creó un género especial. la crónica, breve y enjundioso, del que fue indiscutido maestro, desgraciadamente sin descendencia.

Joaquín Edwards Bello

Recibió los premios nacionales de Literatura y de Periodismo. Sus crónicas, que se elevan a una cifra astronómica dada su larga y fecunda vida, fueron escritas con el ánimo de “morir al final del día junto con el periódico en que se publicaban” Sin embargo, suman ya más de diez los volúmenes que se han publicado con sus recopilaciones.

Abordo todos los temas entremezclándolos, nerviosamente, con recuerdos personales, crítica de costumbres y añoranzas de todo género. Hay en ellos, sin embargo, algunas constantes, casi obsesiones de J.E.B. como solía firmar. Ellas son su relación con el puerto de su infancia, su fustigante critica a los siúticos arribistas y su amor por lo genuinamente chileno. Esto último alcanza a los bomberos, en especial a los de Valparaíso, por supuesto.
He aquí obra muestra llena de agudezas:

El enigma de Valparaíso, hoy, en enero de 1954, es el mismo de enero de 1920, cuando llegué tras nueve
años de ausencia. La misma noche de mi llegada estallaron dos incendios cuyos resplandores vi desde mi ventana, uno por el Puerto y el otro en el Barón. Púes bien: con siete años de residencia en París. Cuatro en España, Inglaterra, en Suiza o en Portugal, nunca, nunca. repito. Supe de un incendio. Digo siempre lo mismo porque es siempre lo mismo. Je dis toujours la même chose parce que c’est toujours la même chose (Tardieu). No vi más bombero que uno, el casi simbólico que mantiene la Comedia Francesa en el foyer. En otras partes no vi jamás un bombero. Me dicen que los de Barcelona visten de mezclilla.

Son obreros. En Valparaíso los bomberos parecen mariscales. Pisan fuerte. Me contó Antonio Romera que su padre tuvo un teatro en Albacete y que pagaba un duro diario al bombero municipal que exige el reglamento. Nunca vio un incendio en Albacete. Conste que admiro al Cuerpo de Bomberos voluntarios de Chile. Es una escuela de virilidad y de heroísmo. Mi tema va por otro lado del asunto.

Ahora, como en 1920, han tenido lugar dos incendios en Valparaíso y uno en Villa Alemana. Es domingo 31 de enero con aire bomberil. Abro los diarios y leo: Bautizo de una Bomba Benz en Quillota. El Concurso Hípico hará homenaje al Cuerpo de Bomberos en Viña del Mar. Fábrica de Escobas se quemó en Villa Alemana. Dos bomberos heridos. Bombas, bomberos e incendios nos obseden. La noche de mi llegada tuvo
lugar un simulacro de incendio que pude observar desde mi ventana, en Chacabuco esquina de La Avenida Francia. Se trataba de un incendio sintético, hecho adrede. En la madrugada del sábado se quemó en la
calle Blanco la Oficina del Agua Potable.

Quince millones de pérdida. Nos escapamos de una repetición de la catástrofe de 1953. Había explosivos cerca. Se sabe que en cierta parte del puerto hay explosivos para la exportación. Ningún barco ha querido cargarlos.

image¡Incendio ¿Dónde será? Fiesta de Valparaíso. En el incendio se pone a prueba el estado de las maquinarias, de los pistones, de los motores y de los bomberos. En suma: se pone a prueba el estado de Valparaíso. El pulso de la ciudad está en las bombas. La sirena que anuncia es espantable. Juicio final. Ventanas, terrazas y cúpulas se pueblan de vecinos. Salen como están, para mirar. Los incendios acaparan la atención de todo el mundo.

Entran en los dormitorios, en los restaurantes, en los teatros y en las oficinas. Los bomberos, que aquí son empleados de Bancos. De tiendas y de bares, o doctores y abogados, se disparan y corren a buscar
sus piolas, sus cascos y alguna toalla. Las bombas de mi tiempo eran más bonitas, con caballos percherones.

Don Arturo Edwards Ross, hijo de doña Juana.
Panizo egregio, regaló dos percherones a la 3a bomba de los futres en la calle Victoria, hoy Pedro Montt. El edificio es el mismo, fundado en 1854. Es un club elegante, con piso (le mosaico y estatuas. Igual que en mi niñez, con personal diferente. Antes veía desde la calle a los Searle, Devés, Lyon, Van Buren, Délano. Hoy no conozco al personal.

Enigma de Valparaíso. Para mí que es un negocio de seguros metamorfoseado en deporte viril.

J.E.B.

En otra de sus crónicas, publicada en 1961, hablando de las características de su amado Valparaíso, aludió a sus bomberos con una descripción que calza a todos los Cuerpos del país:

‘Ningún sociólogo extranjero podría explicarse el misterio del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso. el más destacado en el Fenómeno sorprendente de simbiosis de la puntualidad, del heroísmo, la capacidad física, el desprecio por la vida, y todo ello montado en un vicio comercial, o negocio combinado de seguros y de incendios viciosos. Las Compañías de Bomberos reviven las novelas de la Caballería Andante en estas costas del Finis Terrae.

El bombero es el caballero armado contra los Dragones del Fuego. Por lo mismo, el monumento al bombero es el mas apropiado al carácter de la población. No creo que haya otro así en el mundo”.

monumento valpo

 

 

Acerca de Segundino

Ver además

la moneda 1973

La “Esmeralda” y el día 11 de Septiembre de 1973

Once de Septiembre: Una Junta de Gobierno de Fuerzas Armadas y de Carabineros toma el ...

jose mirelis

Jose Mirelis Corral “El postulante muerto en acto del servicio”

José Mirelis ingresa a las 13ª Compañía “Bomba Providencia” siendo un adolecente con el entusiasmo ...