Inicio » Actualidad Segundina » El Bombardeo de Valparaíso
image

El Bombardeo de Valparaíso

En la mañana del 24 de marzo, el almirante español Casto Méndez Nuñez envió por intermedio del ministro norteamericano Kilpatric un ultimátum al gobierno de Santiago dándole un plazo de cuatro días para que diera las satisfacciones exigidas por el gobierno español, devolviera la Covadonga y saludara a la bandera española y que en caso contrario bombardearía las instalaciones del puerto de Valparaíso y sucesivamente los demás de la costa chilena; esta declaración causó indignación y pánico entre la población.

image

Casto Méndez Nuñez

Ante la negativa del gobierno chileno, Méndez Núñez comunicó al intendente de Valparaíso, que en vista del fracaso de las negociaciones y la infructuosa búsqueda de la escuadra aliada para batirla, no encontraba otro medio para vengar las ofensas recibidas que con el bombardeo de Valparaíso.

Los representantes diplomáticos hicieron todo lo posible para evitar el bombardeo al que Méndez Núñez aludía por el hecho de que la escuadra aliada no daba combate.

Ante esto se pensó en arreglar un combate a diez millas de Valparaíso entre los españoles y los aliados en paridad. El resultado de este combate sería decisivo y se respetaría mutuamente.

El comodoro John Rodgers sería el árbitro. Pero Méndez Núñez no quiso aceptar ya que ante una posible derrota la responsabilidad caería sobre él ya que no tenía autoridad ni órdenes para hacer eso.

Ante esta noticia, el comodoro estadounidense John Rodgers y el almirante inglés Lord Denman, informaron a Méndez Núñez que se opondrían con la fuerza a tal medida, que consideraban, sin finalidad militar y contraria a las leyes de la guerra.

image

El comodoro John Rodgers

Tras informar que el derecho le correspondía a su gobierno y que él como militar solo cumpliría órdenes, el almirante español respondió con una frase que se hizo célebre
“La reina, el Gobierno, el país y yo preferimos más tener honra sin barcos, que barcos sin honra.”

El combate entre las naves extranjeras parecía inminente; sin embargo, el almirante inglés recibió órdenes del representante de su gobierno de abstenerse de obrar y el comodoro Rodgers no quiso asumir toda la responsabilidad con las fuerzas a su mando.

Fracasados los últimos intentos de negociación en los que el gobierno chileno llegó a plantear un combate naval arbitrado y con igualdad de elementos que fue rechazado por Méndez Núñez se hizo evidente para todos que el bombardeo sería realizado.

Desde el 27 de marzo la población civil de Valparaíso había comenzado a evacuar el puerto aunque algunos ciudadanos creían que no se realizaría porque las flotas extranjeras se opondrían a él.

El gobierno de Santiago ordenó al intendente de Valparaíso retirar los pocos cañones del fuerte San Antonio6 para que quedara constancia de que la plaza estaba indefensa.

A las 8 de la mañana del 31 de marzo, la fragata blindada Numancia disparó dos cañonazos anunciando que en una hora daría inicio el bombardeo, para dar tiempo a la evacuación de la población civil que quedara en el puerto.

Las naves extranjeras se retiraron de la bahía y en el puerto se izaron banderas blancas en hospitales, iglesias y establecimientos de beneficiencia.

Vencido el plazo las fragatas Villa de Madrid, Blanca, Resolución y Vencedora se adelantaron y abrieron fuego contra el puerto durante tres horas consecutivas.

Se dispararon unas 2600 granadas y se calcula que las pérdidas ocasionadas fueron de cerca de 15 millones de pesos, una cifra enorme para aquella época.

Tras el bombardeo el pueblo chileno quiso vengarse linchando a los prisioneros de la Covadonga lo que la fuerza pública impidió.

Para lograr una visión más bomberil del bombardeo, detallamos los siguientes hechos: “Era Comandante del Cuerpo de Bomberos don Aquinas Ried quien, de acuerdo con las Autoridades Militares y Civiles, dispuso que los voluntarios de Valparaíso y de Santiago, enviados a colaborar, fueran distribuidos en tres grupos armados para la defensa en caso de intentar el enemigo un desembarco.

Los defensores chilenos de la Artillería de Marina y de la Artillería Cívica Naval junto con los batallones del Ejército se atrincheraron detrás de los edificios de las calles centrales del Puerto; mientras que las Compañías de Bomberos y Zapadores se establecieron en tres lugares importantes de la ciudad:

a) Plazuela de San Francisco con la 1ª y 2ª de Aguas y la 1ª de Hachas, Ganchos y Escaleras (Zapadores), todas de Valparaíso; más la 2ª de Aguas de Santiago.

b) Quebrada de Elías, con la “Pompe France” y “Les Sapeurs françaises» (5ª de Aguas y 2ª de Hachas, Ganchos y Escaleras) más la 6ª de Aguas de la colectividad italiana, todas Compañías porteñas; más la 1ª de Aguas de Santiago con la bomba “Ponka”.

c) En el Hospicio, con las 3ª y 4ª de Aguas de Valparaíso; con la 3ª de Hachas de Santiago.

image

Señor Aquinas Ried vistiendo uniforme de la 2a Germania de Valparaíso 

Durante el bombardeo, todo el voluntariado observó buen orden y disciplina y cuando un incendio voraz, provocado por granadas incendiarias, se extendió cerca del Hotel de la Unión en la calle de la Planchada los bomberos se dispusieron a acudir; pero la metralla les impidió acudir en su salvación.

Entonces, las llamas se extendieron sobre los edificios vecinos quemándolos en una considerable extensión: En la acera sur de la calle de la Planchada, desde el hotel Lafayette hasta la plaza de la Municipalidad (Echaurren); en la acera norte, de la misma calle, desde las casas de Edwards hasta las de Subercaseaux; también por la calle Cochrane, en ambas aceras, se extendió algo menos; por la calle de Blanco, acera sur, dos casas y, cerca de la plaza de la Municipalidad, todo el costado oriente; en la calle, del Clave, dos casas enormes y, finalmente, una casa en la subida al cerro Cordillera.

Por supuesto, que las Compañías acudieron a todos estos siniestros; por lo que su eficacia y valentía fueron agradecidas públicamente por la Superintendencia del Cuerpo, en conceptuosas palabras: “En cumplimiento del acuerdo unánime del Directorio, es muy grato al infrascrito dar las más expresivas gracias a todos los señores oficiales, tropa y particulares que el 31 de Marzo auxiliaron eficazmente con sus servicios en esos críticos momentos”.

Para los Bravos Segundinos de Santiago no deja de ser indiferente esta gesta, independiente al apoyo que se realizó a la ciudad puerto para este hecho histórico, en el haber trabajado codo a codo con la Germania de Valparaíso, donde se iniciaros las bases del canje más antiguo de Chile, el cual se formalizó en 1873.

El tema es que durante el bombardeo de Valparaíso y para ser más preciso, dentro de la fragata española “Blanca” iba como prisionero de guerra uno de los nuestros, uno de nuestros fundadores, nuestro primer Secretario………….Don JOSE TORIBIO LIRA ARGOMEDO. Quien en su calidad de Teniente Segundo de la Armada de Chile y estando a cargo del vapor “Paquete de Maule” fue tomado prisionero de guerra por la mencionada fragata española en el Golfo de Arauco, al sur de nuestro país. La idea era llevarlo a España para ser enjuiciado por alta traición a la corona, pero el destino de este héroe fue otro.

Habiendo terminado el bombardeo, la escuadra española dirigió humos hacia Brasil para obtener pertrechos y así poder continuar viaje.

Desafortunadamente Lira Argomedo contrajo fiebre amarilla falleciendo en alta mar. Al contrario de toda usanza, sus restos mortales fueron repatriados el año 1867.

La familia Lira no aceptó la propuesta del Cuerpo de Bomberos de Santiago en realizar las exequias formando la institución toda, por lo que solo se presentaron por parte de la Bomba Sur los Señores Pedro Lira Rencoret , ayudante Manuel A. Talavera y el Capitán  Guillermo Matta Goyenechea.

Vapor Paquete de Maule

Litografía del Vapor “Paquete de Maule”

Fuente:
• Cuerpo de Bomberos de Valparaíso
• Armada de Chile
• Segunda Compañía de Bomberos “ESMERALDA” de Santiago
• Archivos de la Familia Lira
Colaboración: Voluntario Sr. Rodrigo Lira B. Segunda “ESMERALDA” de Santiago

Acerca de Segundino

Ver además

IMG_9683

Ingresó de 5 nuevos voluntarios

En sesión Ordinaria efectuada el día de hoy Viernes 28 del presente mes, la Compañía ...

IMG_9685

Elección de Capitán

En sesión de compañia celebrada hoy 28 de Julio, se realizó elección de nuevo Capitán ...