Inicio » Publicaciones Historicas » Don Aniceto Izaga Costa
don_aniceto_izaga_costa

Don Aniceto Izaga Costa

El 1° de Agosto de 1899 dejaba de existir el Director de la 9ª Compañía y fundador de la misma don Aniceto Izaga, acreedor por muchos títulos a la gratitud de la institución y por sus virtudes ciudadanas al recuerdo público.

Fué el señor Izaga el más destacado de los vecinos del barrio Yungay que en 1892 se dieron a la tarea de formar una nueva Compañía de Bomberos, y haciendo justicia debe decirse que el éxito no habría seguramente coronado la iniciativa de esos vecinos si el señor Izaga no se hubiera puesto a la cabeza de ellos para impulsarla con su entusiasmo, su actividad y su generosidad.

“Su acción ha sido inolvidable dentro de la 9ª, decía el Director de ésta don Guillermo Pérez de Arce, en cierta ocasión. Tenía la virtud personalísima de atraer y ganarse los que hasta él llegaban por un trato verdaderamente seductor, por la fluidez de una palabra cálida que respiraba sinceridad, por la expresión de una sonrisas donde se vaciaba espontánea todo la bondad de su gran corazón”.

Por espacio de siete años condujo a su Compañía, desde el cargo de Director, por la senda del trabajo y de la abnegación; y por espacio de un año ocupó la Vice- Superintendencia del Cuerpo con aplauso de sus compañeros de labores directivas.

El éxito con que la fortuna premió su vida de minero laborioso y esforzado, le permitió dar libre curso a sus sentimientos filantrópicos aliviando muchas miserias y dolores físicos, no sólo de quienes llegaban hasta él, sino también de la gente de trabajo de sus faenas industriales y mineras.

El Cuerpo tiene un motivo especial de reconocimiento para la memoria del señor Izaga. En momentos de estrechez económica fué favorecido con la donación de un extenso solar en la calle Compañía esquina de Maturana; pero habida consideración a que la asociación carecía de personalidad jurídica a la fecha de la donación, ésta fué a favorecer a la Municipalidad, aunque sujeta a la modalidad precisa de que el terreno debía ser destinado a cuartel de la 9ª. Compañía.

Los muchos años transcurridos desde la muerte del señor Izaga no han hecho sino realzar su figura entre la de los grandes servidores del Cuerpo, y por esto que con justicia la Compañía a la cual él diera la vida, conserva su nombre con religioso recuerdo.

 

ERNESTO ROLDAN

Acerca de Segundino

Ver además

casa-pra

El trágico derrumbe del edificio “Casa Prá” en 1904

Días atrás se produjo un derrumbe en una construcción en la comuna de Las Condes, ...

image

Los “Abanderados”

En la época de su fundación algunas compañías crearon el cargo de abanderado o de ...