Publicaciones
Inicio » Bomberos de asfalto » Bombero Adolfo Ossa
letrero bombero adolgo ossa

Bombero Adolfo Ossa

Esta calle de la comuna de Santiago, recuerda al voluntario de la 1a Compañai de Bomberos de Santiago Don Adolfo Ossa de la Fuente, quien cruzo las puertas del cuartel celestial el 3 de Septiembre de 1876.

El año 1876 sería un año de dolor y desgracia para La Compañía, pues habría de perder en el servicio a uno de los suyos, agregando un nombre más a la lista de honor de los Mártires del Cuerpo.

Adolfo Ossa De La Fuente, joven voluntario Primerino habría de ser arrebatado de nuestro lado en el incendio ocurrido el 3 de Septiembre de 1876.

Es interesante señalar que el 8 de Mayo de 1876, Adolfo Ossa rindió examen de toques, para demostrar que conocía el significado de los toques de corneta por medio de los cuales se daban las órdenes pertinentes en los incendios, y resultó aprobado como pitonero. Desde ese día le correspondió el puesto del pitón, asido al cual habría de fallecer meses más tarde.

A las 21:00 horas del 3 de Septiembre, se dio la alarma de incendio por la campana del Cuartel General, indicando que se trataba del cuarto cuartel de ese entonces. El lugar amagado era la casa de Don Santiago Arredondo, situada en la esquina de la Calle Vieja de San Diego con la de Carrascal, hoy Eleuterio Ramírez.

La Primera fue la tercera en llegar al lugar del incendio y la Bomba se colocó en la Pila de La Plaza Nueva, dando agua por el costado izquierdo de la casa incendiada.

El Capitán estuvo a cargo hasta las 10 de la noche, y por tener que retirarse, entregó el mando al Teniente 1º, don Javier Gumucio.

La “Mapocho” a palanca trabajó hasta las 11 de la noche y a esa hora fue reemplazada por la “Central” a vapor, que se colocó en la calle del Cóndor, entre la Nueva y Vieja de San Diego. Se trabajó con orden y regularidad hasta las 12 de la noche, y a esa hora, cuando se estaban apagando los escombros, cayó repentinamente una muralla, aplastando a cuatro Voluntarios Primerinos que estaban con un pitón: Adolfo Ossa, Álvaro Besa, Luis Claro Solar y Juan de Dios Prieto.

Al momento, todas las Compañías dieron el toque de socorro, y reunidos los Voluntarios, lograron sacar de entre los escombros, adoloridos y maltratados, pero ilesos, a Besa, Claro y Prieto. A los 10 minutos de trabajo, se logró sacar el cuerpo de Ossa, que había muerto sosteniendo en sus manos el pitón Primerino. La ciudad y el Cuerpo de Bomberos rindieron al joven Mártir, cuya sangre era el primer aporte Primerino a la causa, un homenaje conmovedor ante su magno sacrificio.

Desde entonces, el retrato de Adolfo Ossa y las ropas que vestía cuando rindió la vida, están en permanente exposición en esta casa, y su nombre es pronunciado con veneración al pasar lista en los actos del servicio. Al inaugurar su retrato al óleo, el Capitán de la Compañía, Don José Domingo Dávila expresó que se hacía.

“Para que se sepa cuando los años pasen, que él fue un Mártir del deber. Si queréis ser buenos bomberos, no vayáis muy lejos a buscar modelos, que harto elocuentes los tenéis ante vuestros ojos”.

 

Texto Primera CBS, recopilación www.segundinos.cl

 

¡¡Ayúdanos a descubrir mucho más de nuestra historia!!

Envíanos información a bomberosdeasfalto@segundinos.cl

Acerca de Segundino

Ver además

IMG_6584

José Alberto Bravo

Don José Alberto Bravo Viscaya quién inicialmente fuera voluntario de la Segunda Compañía de Bomberos ...

img_6447

Florencio Bahamondes

Esta Calle ubicada en la comuna de Santiago, recuerda al Voluntario de la 3a Compañía ...