Inicio » Bomberos de asfalto » Bombero Salas
letrero bombero salas

Bombero Salas

Esta Calle Ubicada en la comuna de Santiago Centro entre las calles San Martín y Teatinos Recuerda al voluntario y Mártir de la Quinta Compañía de Bomberos de Santiago Don Augusto Salas Bravo .

“En sesión de Compañía celebrada el 3 de Enero de 1941 la Quinta aceptó como voluntarios a los jóvenes Augusto Salas Bravo y Víctor Piwonka Figueroa. Ambos se distinguieron por el entusiasmo con que comenzaban su vida bomberil.

Augusto Salas debió alejarse de la Compañía cuando, en julio de 1942, sus obligaciones laborales lo trasladaron fuera de la ciudad. Al año siguiente trabajaba en las oficinas de Santiago de la Organización Kappés y solicitó su reincorporación a la Bomba en la que fue nuevamente aceptado.

18) Augusto Salas Bravo

Varios quintinos lo conocían en su actividad de empleado de esa Organización en la que ya ocupaban cargos de importancia Leonardo Mascaró, Vicente García Huidobro, Mario Gross y Mario Gonzáles.
Ellos pudieron apreciar mejor las cualidades de laboriosidad y corrección del joven quintino Augusto Salas.

Este era un hombre muy ordenado y con su trabajo ayudaba a sus familiares. Había quedado huérfano y vivía con las hermanas de su padre. Era dirigente de la acción Católica y sus compañeros de bomba aseguran haberlo visto predicar en las calles igual que los protestantes.

Sin embargo dentro de la bomba sus actividades se limitaron a cumplir sus obligaciones bomberiles. En cumplimiento de ellas sale de su casa un frío amanecer de Mayo en que el destino lo elige a él como la primera víctima que el fuego cobró a la Quinta.

Los designios de Dios habían permitido que en más de setenta años de rudo y peligroso batallar los quintinos salieran todos con vida en sus numerosos accidentes, pero la muerte acechaba y tantos años frustrada se vengó con los más crueles tormentos.

El joven apóstol de la fe católica murió como esos antiguos cristianos martirizados hasta la agonía.
Agua hirviendo, fuego y golpes terminaron con Augusto Salas y el sintió sin quejarse, sin renegar de sus ideales bomberiles ni de su fe, como se extinguía su vida.

 

 RELACION DEL INCENDIO DEL 18 DE MAYO DE 1944

En el libro de Guardia el Tte. 2º don Carlos Swinburn Herreros anota la siguiente relación del incendio que costó la vida a nuestro compañero Augusto Salas Bravo:

INCENDIO.- A las 5.10 de la madrugada se dio la alarma de incendio y se indicó como lugar amagado el edificio situado en la calle de Moneda esquina Sur Poniente de Bandera, ocupado por oficinas de profesionales en los altos y por negocios de fuente de soda, restaurantes y floristas en el primer piso.

El fuego apareció en el segundo piso y la Compañía armó 5 pitones: 2 por el techo, 2 por los balcones del segundo piso y el 5º por la escalera de madera que comunicaba el primero y el segundo.

A las 6.10 A.M. se retiraron los pitones del techo, quedando solamente los tres restantes, con lo que se trabajó hasta la retirada de la Compañía a las 7 A.M. Asistieron 14 honorarios y 28 activos y el material empleado fue gemelo de 70X50;2 de 50X50; 12 mangueras de 70, 19 de 50 y 5 pitones de 50.

ACCIDENTE.- A las 5.50 de la madrugada, en circunstancias en que el incendio se encontraba casi dominado y el personal de la Compañía dedicado a la extinción de los escombros, se produjo de súbito el derrumbe de un techo en el interior del edificio y, como consecuencia de esto, sobrevino la desgracia que paso a relatar.
En uno de los pitones que la Quinta tenía colocado en el interior del edificio se encontraban los voluntarios Luis Oportot y Oscar Bascuñán, situado este último en el acceso al segundo piso. Subía en dirección a ese pitón, por la escalera de madera, el voluntario Augusto Salas con el objeto de relevar al compañero Oportot, en cumplimiento de una orden recibida.

En el momento en que ascendía Salas por aquellas escaleras se produjo el derrumbe del techo sobre el descanso de la misma, arrastrando a aquel violentamente hasta el entrepiso, cayendo además, un gran estanque con agua, cuyo contenido se encontraba hirviendo debido al calor del incendio y que se vació sobre el cuerpo de nuestro compañero Salas, produciéndole atroces quemaduras.

Con la presteza que el caso requería, se extrajo de entre los escombros al voluntario Salas, quien, con esa hombría y entereza que siempre lo caracterizaron, quiso trasladarse por sus propios pies, ayudado por dos de sus compañeros, hasta el carro de la Asistencia Pública, que se encontraba en los alrededores del siniestro.

Los voluntarios Oportot  y Bascuñán, que estaban en el 2º piso no sufrieron en toda su intensidad los efectos del derrumbe, recibiendo ambos solamente golpes y rasmilladuras, las que a Dios gracias, no alcanzaron la gravedad que era de temer.

El Cirujano de la Quinta, doctor Ernesto Prieto Trucco, lo hizo trasladar a la Clínica Alemana y diagnosticó que la muerte de Salas era inevitable y que fatalmente ocurriría muy pronto.

Se le hizo una transfusión de sangre, la que dio el Teniente 1º Fernando Montaner. El presbítero don Jorge Gómez Ugarte acudió a prestarle los primeros auxilios religiosos que Augusto Salas recibió en plena lucidez.

A las 15.55 horas entregó su alma a Dios.

Sus funerales se efectuaron el 20 de Mayo. Fue sepultado en el Mausoleo del Cuerpo. La Quinta le rindió los mayores honores e hizo imprimir una corona fúnebre en homenaje a su memoria. En esa memoria se insertan discursos y homenajes póstumos.”

 

FUENTE: firmelaquinta.cl

 

¡¡Ayúdanos a descubrir mucho más de nuestra historia!!

Envíanos información a bomberosdeasfalto@segundinos.cl

Acerca de Segundino

Ver además

IMG_6584

José Alberto Bravo

Don José Alberto Bravo Viscaya quién inicialmente fuera voluntario de la Segunda Compañía de Bomberos ...

img_6447

Florencio Bahamondes

Esta Calle ubicada en la comuna de Santiago, recuerda al Voluntario de la 3a Compañía ...