Inicio » Bomberos de asfalto » Antonio Varas
letrero antonio varas

Antonio Varas

Esta calle ubicada en la comuna de Providencia recuerda a uno de los Fundadores del Cuerpo de Bomberos de Santiago Don Antonio Varas.

Nació don Antonio Varas en Cauquenes el 13 de junio de 1817.

Hijo de una distinguida familia de la colonia, su niñez transcurrió en una pobreza lindante con la indigencia, dado que a su padre, don Miguel Varas Vallejos, partidario de Rey durante la guerra de Ia Independencia, le fueron confiscados todos sus bienes.
Antonio Varas pudo completar sus estudios gracias a una beca que le fue otorgada por el entonces Director Supremo don Ramón Freire.

Ingresó al Instituto Nacional, donde destacó por su clara inteligencia.

Allí conoció a quien sería el compañero de toda su vida, don Manuel Montt, gran amigo de su hermano, José Miguel, fallecido prematuramente. Quiso de esta manera la Providencia unir los destinos de estos dos grandes servidores públicos y que la posteridad ha mantenido juntos en el monumento que existe en la plaza Montt- Varas, frente a los Tribunales de Justicia de la Capital.

Durante su período de estudiante demostró una gran inquietud literaria, participando activamente en la fundación de la Sociedad Literaria, organizada en 1839 por los profesores del instituto Nacional.

Colaboró además en diversas publicaciones de la época. En 1842 recibió su título de abogado. A los 21 años fue Vice-Rector, y a los 25 años, ya abogado, Rector del Instituto Nacional Bajo la Presidencia de don Manuel Bulnes, en 1845 es designado Ministro de Justicia, Culto e Instrucción Pública. Vaivenes de la política le hicieron retirarse en 1850.

Bulnes nuevamente lo llama y lo nombra Ministro del Interior, cargo que sirvió con gran energía, honradez y patriotismo. Durante él, le correspondió sofocar varias revueltas y el motín encabezado por el General Urriola, en  1851. Días tristes y aciagos para el país, pero don Antonio Varas supo consolidar el orden institucional.

Al ser elegido Presidente de la República don Manuel Montt, designa a su amigo Antonio como Ministro del Interior, alcanzando ambos en su gestión un prestigio verdaderamente extraordinario. Nominan a Antonio Varas como candidato a la Presidencia de la República, candidatura que no aceptó.

antonio varas

Posteriormente, fue elegido para ocupar los cargos de Presidente de la Cámara de Diputados Y. luego, como Senador, Presidente de este hemiciclo.

Entre sus principales obras se cuenta la fundación de la Caja de Crédito Hipotecario, en 1855, y la Caja de Ahorro de Santiago, hoy transformada en Banco del Estado.

El incendio de la Iglesia de la Compañía de Jesús, ocurrido cl 8 de diciembre de 1863, le impacta y lo hace preocuparse por la falta de medios para combatir incendios. Dada su múltiple s actividades públicas, se ve imposibilitado de formar parte del grupo de los fundadores del Cuerpo de Bomberos de Santiago, pero desde su posición política favorece y ayuda a su formación.

Pasan dos años, 1865, y el Directorio lo designa como Superintendente del bisoño Cuerpo de Bomberos de Santiago, en honor a sus virtudes y a su
afán de servir. Es reelegido para desempeñar este mismo cargo en los años 1867, 1868 y 1869. Desarrolla una importante labor, mejora el servicio contra incendios con los pocos recursos con que se contaba entonces.

Le correspondió atender las necesidades más apremiantes del Cuerpo de Bomberos y de las Compañías. Lleva a cabo la adquisición de nuevo material, en 1868. Importó la Bomba a vapor de la 1a Cía., “La Poncas” la Bomba a palanca para la 3 Cía. y equipo completo para las Compañías de Escalas. Al año siguiente trae dos Bombas, para la 4ª Cía. y la Bomba a vapor para la 2 Cía.

En 1867, se abocó al estudio del Reglamento General, el que fue aprobado con algunas reformas y mantuvo su vigencia durante 30 años. A pesar de sus obligaciones particulares y de carácter políticos siempre se dio tiempo para cumplir a cabalidad el cargo de Superintendente.

Las incomprensiones en el campo de la política lo llevan a alejarse un tanto de la vida pública, más al declararse en 1879 la Guerra del Pacífico, por su edad, 62 años, no es aceptado como combatiente, pero gustoso acepta la designación de Ministro de Guerra y Marina cuando lo llama a colaborar en tan difíciles momentos, el Presidente Don Aníbal Pinto, correspondiéndole dirigir y organizar los preparativos para este conflicto.

Falleció el 5 de junio de 1886, recibiendo los honores de la ciudadanía toda y muy en especial, los del Cuerpo de Bomberos de Santiago.
La vida de hombres como don Antonio Varas, es lección y un ejemplo elocuente de todo lo que es capaz la virtud y el trabajo individual.

 

Jorge Poirier

Acerca de Segundino

Ver además

img_6447

Florencio Bahamondes

Esta Calle ubicada en la comuna de Santiago, recuerda al Voluntario de la 3a Compañía ...

img_5574

Germán Tenderini

Está calle ubicada ocultamente a un costado del teatro municipal de Santiago entre las calles ...